Coatzacoalcos, Ver., México
212-0775 y 212-6705
Nacional
 
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 496

11
Jul

Junta de Gobierno del Banco de México sugiere posibilidad de ligera recesión

En el segundo trimestre del año la economía mundial se desaceleró como reflejo de una moderación del crecimiento de algunas de las principales economías avanzadas y emergentes´, mientras que la actividad económica local muestra una desaceleración mayor a la anticipada, con signos de debilidad en el segundo trimestre y las tasas de crecimiento de los últimos dos trimestres, y los resultados del Sistema de Indicadores Compuestos Coincidente y Adelantado (SICCA), ya sugieren la posibilidad de una ligera recesión, así lo advirtieron integrantes de la Junta de Gobierno del Banco de México.

En una minuta de reunión sostenida, la mayoría señaló que, ante la evolución reciente de la actividad económica en México, las perspectivas de crecimiento han seguido deteriorándose y detallaron que las revisiones a la baja han obedecido a un entorno internacional más débil y a factores internos y añadieron que se prevé que la debilidad de la economía persista, que la inversión siga mostrando atonía y que el consumo continúe perdiendo dinamismo.

Agregaron que las expectativas de crecimiento de los analistas encuestados por Banco de México han disminuido hasta ubicarse en 1.35% en mayo, y señaló que estas últimas aún no incluían el dato más reciente del IGAE, por lo que puede anticiparse se seguirán ajustándose a la baja.

Mencionaron también, que algunos analistas privados ya están pronosticando un crecimiento tan bajo como de 0.5%. En este contexto, la mayoría señaló que durante 2019 el crecimiento podría ser inferior a lo esperado.

Apuntaron que, en su opinión, este podría ubicarse alrededor del límite inferior del rango estimado en el más reciente Informe Trimestral, para posteriormente registrar cierta mejoría en 2020, aunque enfatizó que estas perspectivas deben tomarse con cautela, en virtud de la poca información publicada hasta la fecha.

Comentaron que las tasas de crecimiento de los últimos dos trimestres, y los resultados del Sistema de Indicadores Compuestos Coincidente y Adelantado (SICCA), ya sugieren la posibilidad de una ligera recesión.

En este sentido, notaron que para 2019 se anticipa una tasa de crecimiento en México menor a las observadas en los últimos diez años, y por debajo de las proyectadas para la mayoría de las economías emergentes. Un miembro consideró que las perspectivas económicas para 2019 mantienen una elevada incertidumbre debido a factores internos y externos.

La mayoría señaló que el balance de riesgos para el crecimiento ha ampliado su sesgo a la baja, como resultado de factores externos e internos, y algunos mencionaron que se ha tornado más incierto.

Entre los factores externos, además de los riesgos globales ya descritos, la mayoría agregó la posibilidad de que se presenten dificultades en la ratificación del T-MEC por parte de las legislaturas de Estados Unidos y Canadá, y que se presenten nuevas amenazas de imposición de aranceles por parte de Estados Unidos a México.

Al respecto, subrayaron que, si bien las negociaciones entre los gobiernos de ambos países resultaron en una suspensión indefinida en la imposición de aranceles, el acuerdo es una solución transitoria, y se revisará a mediados de julio y no es clara la forma en que se medirán los resultados de los compromisos adquiridos por el país.

Destacaron que la sola percepción por parte de las autoridades estadounidenses de que México no esté cumpliendo con los compromisos, así como el ciclo electoral en ese país, podrían prolongar la amenaza de imposición de aranceles.

Reiteraron que, podría complicarse la aprobación del T-MEC en Estados Unidos y Canadá, y aun en caso de ser ratificado por los congresos de los tres países, la continua amenaza arancelaria de Estados Unidos hacia México podría obstaculizar la implementación del nuevo acuerdo comercial.

Entre los riesgos internos, algunos mencionaron la posibilidad de reducciones adicionales en la calificación crediticia soberana y de Pemex.

Puntualizaron que una situación similar podría ocurrir con CFE, cuya calificación y perspectiva también sufrieron ajustes a la baja por parte de una agencia, si bien su deuda sigue manteniendo grado de inversión. Otro comentó el riesgo de una mayor disminución en los ingresos públicos.

Fuente:XEU Noticias

 

Visto 132 veces